Buscar este blog

Cargando...

lunes, 5 de noviembre de 2012

Crucero Sol de Medianoche - Honningsvag

6 de Agosto
Hoy teníamos una de las escalas estrella: Honningsvag o lo que es lo mismo el punto de salida privilegiado para visitar Cabo Norte, ¡¡¡el fin del mundo!!!
Sobre las 10 de la mañana el Deliziosa navega próximo al promontorio de Cabo Norte, pudiendo divisar la famosa bola a lo lejos (es la chiquitita de la punta, no la blanca grande).




A medida que nos acercábamos a Honningsvag podíamos divisar pequeñas aldeas en los valles, dónde la vida en invierno debe ser muy muy dura.


Honningsvag:




Llegados a Honningsvag disponíamos de una hora más o menos antes de que nuestro autobús nos llevara a Cabo Norte, tiempo que aprovechamos para dar un paseo por la ciudad. Otros aprovecharon para visitar el famoso Bar de Hielo o para comer cangrejo real en un puestecito al lado del bar.




En esta escala, un forero (Juan), se encargó de contratar los servicios de un autobús que nos trasladaría a Cabo Norte, pero no incluía la entrada (un poco cara, 265NOK por persona). El trayecto hasta Cabo Norte dura unos 45 minutos aproximadamente, y el trayecto se hace a través de un paraje bastante inhóspito, lo que te hace pensar en las duras condiciones del invierno en esa zona. 




Tras una breve parada en un "poblado sami" (o dos tiendas con cuatro disfrazados para sacar dinero a los turistas) reanudamos nuestro viaje a Cabo Norte.




La carretera continúa igual de inhóspita pero ya se vislumbra el mar, así que Cabo Norte no puede quedar muy lejos.




Y tras unos kilómetros más, llegamos a nuestro destino. 




No me preguntéis cómo ni por qué, pero nos vimos todos dentro del recinto de Cabo Norte sin haber pagado nada más que el autobús, por lo que una excursión de unos 45-50€ se nos quedó en 10€.
En Cabo Norte no hay mucho que ver, es más el significado del lugar, y hace frío, mucho frío, y viento. Lo más difícil es conseguir hacerte una foto en la bola a solas, casi misión imposible. 



Y eso que el auténtico punto más al norte del continente es este trocito de tierra, pero la caminata hasta llegar allí es considerable.



Así que después de hacerle mil fotos a la bola, dar un paseo, mandar las postales (ya llevábamos las postales y los sellos comprados para no hacer cola), ver el mirador (se llega por un túnel), puedes ver la película panorámica,... no sabíamos a qué dedicar el resto de tiempo libre.










Por lo que el conductor del autobús nos ofreció acercarnos a ver los cangrejos reales y la casa de la navidad. Así que nuestra excursión fue mejorando por un fantástico precio. 
La casa de la navidad resultó ser una casa donde vendían miles de productos navideños, pero claro, en pleno mes de agosto no pensamos en decoraciones navideñas.







Y los cangrejos reales eran unos "pequeñines" a los que no pudimos hincarles el diente porque el recinto estaba cerrado, pero que pudimos fotografiar y coger (nada más vernos vino el chico corriendo para sacarlos de la piscina, eso sí, a cambio de algunas monedas)






A la salida del pueblo nos encontramos con un grupo de renos cruzando la carretera, y el amabilísimo conductor paró para que pudiésemos fotografiar.









Y después de un fantástico día regresamos rumbo al Deliziosa



Y que mejor manera de acabar el día que con un delicioso chocolate caliente (por cierto, pregunté si eran sin gluten y me llamaron dos veces de atención al cliente para informarme de que no eran aptos) 




Había sido un día fantástico.

1 comentario:

  1. Cangrejos reales? Yo ni tocarlos a no ser que estén ya en la olla, no vaya a ser que me lesionen, jajaja.
    Y sí, frío mucho frío, sitios donde sacar el dinero al turista y chocolate sin gluten :(( pero... yo sigo queriendo irrrrrrrrrrr!
    :) Bsotes wapa!

    ResponderEliminar